Los osos polares podrían desaparecer más pronto de lo que se pensaba

count=384
vanalytics=640
visitas=0
clicks=0

La extinción está cerca

Según un estudio publicado en la revista Science, los osos polares podrían extinguirse mucho más rápido de lo que se pensaba. Lo que se descubrió es que estos animales tienen tasas metabólicas más altas de lo que se pensaba. El problema es que a medida que el cambio climático altera su entorno, un gran número de osos no puede cazar suficientes presas para satisfacer sus necesidades energéticas; lo que llevará a su desaparición.

La investigación

En su estudio, los investigadores monitorearon el comportamiento, éxito de caza y las tasas metabólicas de las hembras adultas de osos polares sin cachorros, mientras cazaban presas en el hielo marino del mar de Beaufort durante la primavera.  Usando unos collares de alta tecnología colocados en los osos, se registraron vídeos, ubicaciones y niveles de actividad. Además, los trazadores metabólicos permitieron determinar cuánta energía consumieron los osos.

El descubrimiento

Cinco de los nueve osos estudiados perdieron masa corporal, lo que significa que no estaban capturando suficientes presas de mamíferos marinos ricas en grasa para satisfacer sus demandas de energía. Las tasas metabólicas de campo obtuvieron de media más de un 50% de lo que habían predicho los estudios previos.

¿Por qué pasa esto?

El cambio climático es el culpable. Al derretirse el hielo marino del Ártico, los osos polares deben desplazarse mayores distancias, dificultando la captura de sus presas. Esto hace que gasten más energía durante el verano, cuando están ayunando, hasta que el hielo regresa en el otoño. En primavera, los osos polares se alimentan principalmente de focas recién destetadas, que son más fáciles de atrapar. En otoño, las focas son más mayores y sabias; así se hace más difícil poder cazarlas.

Disminución de la población

Según los expertos del Servicio Geológico de los Estados Unidos, la estimación de población de osos polares indica que ha disminuido aproximadamente un 40 por ciento en la última década.