7 cosas que hacíamos diferente antes de que llegaran las redes sociales

count=260
vanalytics=0
visitas=7
clicks=0
Las redes sociales llegaron para quedarse y cambiarlo todo. ¿Habías pensando en lo diferente que hacemos todo ahora?

1- Conquistar, ¡un acto de valentía!

Sin redes sociales a la vista, debíamos utilizar métodos más directos para acércanos a la persona que nos gustaba. El ingenio, la paciencia y la constancia eran fundamentales. Debíamos arriesgarnos a llamar a su casa y que nos contestaran sus padres, hacer visita en la sala de la casa; y comprar un regalo sin tener muchas pistas de los gustos. Ahora con las redes sociales, basta hacer una pequeña investigación sobre sus gustos y utilizar el chat para entablar una conversación. ¡Escribiendo cualquiera es valiente, nada como estar cara a cara!

2- ¡Feliz cumpleaños!

Es probable que hace unos años menos personas te felicitaran en tu cumpleaños; pero quienes lo hacían era porque se acordaban realmente de ti, sin la ayuda de un recordatorio. Además, las felicitaciones llegaban en forma de abrazos y besos reales, o a través de una voz cálida al otro lado del teléfono. Ahora un texto en alguna red social o un chat, son suficientes. ¿Cuál prefieres tú?

 3- “La ropa sucia se lava en casa”

Para algunos esta frase ha dejado de tener sentido. Desde que están las redes sociales, terminamos enterándonos de asuntos familiares, amorosos y hasta de salud de algunas personas. Las redes son un espacio libre en donde puedes escribir y publicar casi cualquier cosa, y algunas personas se toman muy a pecho esto. Somos testigos de envío de indirectas y provocaciones, discusiones, y hasta reconciliaciones. Antes las personas preferían encontrarse y resolver sus asuntos mirándose a los ojos, por más duro que resultara.

4- Informarnos

Antes, la única forma de enterarnos de lo que ocurría en el mundo entero era ver los noticieros de televisión, escuchar la radio o leer el periódico. Ahora, gracias a las redes sociales, la información es más fácil de difundir y de recibir, se ha abierto un gran espacio para los medios libres y alternativos, por lo que la concentración del poder ha disminuido un poco. Sin embargo, esta libertad ha llevado a la aparición de las famosas “noticias falsas” que terminan haciendo un daño profundo a nuestra sociedad, debido a que muchos dan como cierto todo lo que ven en Internet y no se toman el tiempo de corroborar e investigar. Nuestra invitación es a que no difundas y repliques información sin estar seguro de su veracidad.

5- Aprendernos la canción de moda

Hace algunos años debíamos pasar el día entero ‘pegados’ al radio para escuchar la canción que tanto nos gustaba. Luego de disfrutarla, debíamos esperar por lo menos una hora para volver a escucharla. El casete era nuestro gran aliado; en él grabamos nuestros temas favoritos para poder escucharlos una y otra vez. Ahora, gracias a las redes sociales, los artistas anuncian sus nuevos lanzamientos y además puedes escuchar cuantas canciones desees las veces que quieras, sin ningún inconveniente.

6-  ¡Una obligación más!

Sin redes sociales cada quien vivía su vida sin preocuparse en exceso por el “qué dirán”; ahora existe una necesidad de mostrarnos alegres, prósperos y exitosos ante los demás, sumando una preocupación más al día a día. Por eso, hay que darle el uso correcto a estos espacios, no dejarnos consumir por ellos a tal punto de lo que ocurra en ellos tome el control de nuestras emociones.

7- Acerca a los que está lejos, pero…

Los comportamientos grupales se han visto afectados por la aparición de las redes sociales y los teléfonos inteligentes. Antes, en las reuniones solo estábamos atentos de las personas que estaban presentes en el lugar, ahora también lo estamos de quienes están lejos y se comunican a través de Internet. Poder comunicarnos tan fácilmente con quien está a muchos kilómetros de distancia es maravilloso, pero es triste si por eso le restamos atención a quienes están a nuestro lado.