El uso de nuevas tecnologías promete una minería amigable con el medio ambiente; ¡ésto nos encanta!

count=544
vanalytics=0
visitas=0
clicks=
En el mundo, esta práctica está reinventándose hacia la sostenibilidad

En Colombia y el mundo se ha hablado del impacto negativo que tiene la exploración y explotación minera en el medio ambiente y en las comunidades donde se desarrollan este tipo de actividades, sin embargo, la minería está presente en todos los rincones del planeta y el desarrollo de nuevos profesionales en esta área será vital para realizar una minería ambientalmente más sostenible.

Pensado en esto y que en Colombia la actividad minera representa el 2,2% del PIB, la Fundación Universitaria del Área Andina, ofrece desde el año 2000 un programa de Ingeniería de Minas en sus sedes de Bogotá y Valledupar. Esta carrera está trabajando para adaptarse a los nuevos retos.

El director del programa, Ober Romero Arias, aseguró que lo que se busca es que los estudiantes aprendan el “nuevo enfoque de la minería en el mundo, basado en el mayor aprovechamiento de los minerales a menores costos”. Países como Perú, Chile, Canadá y Australia ya lo están haciendo a través del uso de nuevas tecnologías aplicadas a la minería a gran escala, para lograr una extracción racional.

Colombia no se queda atrás, ya en Areandina se están enseñando bases sólidas en el manejo de nuevas tecnologías con el fin de fortalecer una minería más amigable con el medio ambiente.  Surpac, Minex y Datamine son los softwares que se estudian en el Areandina, programas informáticos que están revolucionando la minería en el mundo, ya que permiten que se puedan inferir datos antes de comenzar con el proceso de extracción, a través del diseño preliminar de la mina y  del modelamiento previo de las diferentes etapas de la explotación minera. Esto no sólo reduce costos sino que también minimiza los daños ecológicos.

Aunque las malas prácticas en la minería han hecho que ésta no esté bien vista frente a la opinión pública, lo cierto es que los materiales que son extraídos de los recursos naturales hacen parte de la cotidianidad y permiten mejorar la calidad de vida de las persona.

Según el Ministerio de Minas, en Colombia se llegan a utilizar entre 300 y 350 toneladas de minerales y metales como oro, cobre, estaño, tungsteno, ferroníquel, tantalio, grafito, arcilla, cal y baritina en elementos con los que las personas están constantemente en contacto como electrodomésticos, vehículos, celulares, computadores, prendas de vestir, productos de aseo y belleza personal, entre muchos otros.