‘Lucho’ Herrera “pedalea” la etapa más difícil de su vida. ¡Ánimo ‘Jardinerito’!

count=61894
vanalytics=17684
visitas=8443
clicks=197
El ícono del ciclismo nacional, el que luchaba hasta el final en las carreteras, está demostrando de nuevo que no nació para rendirse.

Luis Alberto Herrera Herrera, conocido como ‘Lucho’ Herrera y apodado en el ciclismo como ‘El Jardinerito de Fusagasugá’, reveló en el programa de Youtube, ‘Testigo directo’, que tiene cáncer de piel.

¿Cómo inició?


En la entrevista, señalando su antebrazo dijo: “En esta partecita me salió una mancha grande que no era normal. Entonces acudí al dermatólogo y ya tenía muchas manchas en las manos y en la cara (…) De pronto por algún tejido que quedó expuesto al sol y por la cicatriz se formó ese cáncer”.

El diagnóstico


El dermatólogo Andrés Luque, quien está llevando el tratamiento de ‘Lucho’, aseguró en la entrevista que el ciclista “tuvo un carcinoma basocelular y también presentó otra lesión en el antebrazo (…) ya tuvo cánceres que eran invasivos. Él debe seguir un tratamiento porque por el daño solar crónico que tiene las lesiones vuelven y aparecen. Ocasionalmente se le hacen sesiones de crioterapia, quemarlos con frío”.

“Si uno no se cuida, nadie lo va a cuidar”

Lucho Herrera padece cáncer de piel, así lo reveló el mismo en el programa ‘Pedaleando contra el cáncer’ de Testigo Directo. ‘El Jardinerito de Fusagasugá’ explicó que la enfermedad pudo haberse desarrollado por las largas y duras jornadas expuestas al sol en su etapa como ciclista profesional. Herrera recuerda que descubrió una especia de mancha en la parte superior de su rostro, y tras realizarse una biopsia, le descubrieron que se trataba de cáncer. “Entrenando y corriendo 5 o 6 horas diarias. En el Tour de Francia son temperaturas de 38 o 40 grados”, relató. “Tuvo un carcinoma basocelular y también presentó otra lesión en el antebrazo (…) ya tuvo cánceres que eran ya digamos invasivos”, explicó a ‘Testigo Directo’ Andrés Luque, el dermatólogo que trata al campeón de la Vuelta a España en 1987. Según él, Lucho debe seguir el tratamiento porque, por el daño solar crónico que tiene, las lesiones vuelven y aparecen. Con el padecimiento en su piel, Lucho Herrera ahora libra otra batalla, lejos de las carreteras, y ya no por alcanzar el primer lugar de la clasificación general, sino por preservar su vida. #Ciclismo #FuerzaLucho #LuchoHerrera #Jardinerito #ciclismoderuta #Ciclistas #Herrera #Lucho #PedaleandoContraElCancer

Una publicación compartida de Ciclismo 🚴 🚵 (@deportivainforma) el


Esta es la frase con la que justifica sacar a la luz pública un asunto que quería mantener en la privacidad de su familia. Es como un llamado, no solo para los ciclistas, sino para todas las personas que se exponen directamente al sol.

Recordemos al gran ‘Lucho’ Herrera


Es un exciclista colombiano, profesional entre los años 1982 y 1992, durante los cuales consiguió 30 victorias, siendo la más importante la Vuelta a España 1987. Pero sin lugar a dudas, una de sus carreras más famosas fue en 1985, cuando ganó la etapa 14 del Tour de Francia después de caerse, golpearse el rostro y sangrar hasta la meta.